Informes / Estudios:

Compartí que te enteraste mejor aqui Recomendar a un amigo Imprimir
21 de Marzo de 2010

Mediaedge:cia revela resultados de un estudio exclusivo sobre mobile.

El estudio busca entender el impacto que el móvil tiene como medio en nuestra vida diaria.

Afirmar que la telefonía celular avanza a pasos agigantados ya no nos llama la atención. Sin embargo, observar el impacto de este medio en el desarrollo de nuestra vida diaria puede ser algo mucho más interesante.

Para dar cuenta de los aspectos que definen el lugar que ocupa el celular dentro de nuestra cotidianeidad, el equipo de MediaLab de Mediaedge:cia desarrolló un estudio, ?Sensor Mobile?, que se corrió en Argentina y en ocho países más de la región. El universo fue conformado por hombres y mujeres de 18 a 64 años.

Los resultados son contundentes y apuntan a la relevancia de las diferencias generacionales. La variable edad es la que marca los fuertes contrastes en: modos de uso, adopción y nivel de involucramiento de la telefonía celular a la vida diaria.

Teniendo en cuenta que el 37% del total de la población encuestada cambió su equipo al menos una vez en el último año, observamos que el 60% de los adolescentes de 14 a 17 años cambió su celular al menos una vez en 2009, mientras el segmento de 18 a 34 años lo hizo en un 40%.

El vertiginoso ritmo a la hora de asimilar los cambios que nos impone la telefonía celular, hacen que el nivel de asimilación y predisposición a estos cambios sean fundamentales y marquen la importancia del quiebre actitudinal. Por este motivo, el segmento joven es mucho más versátil a la hora de modificar su conducta por innovaciones tecnológicas.

Por otro lado, a la hora de bajar contenidos al celular solo el 17% de la población lo hace desde lugares públicos. Pero la tendencia es positiva, ya que un 76% de la población, bajaría contenidos de lugares públicos a su celular, evidenciándose así un desconocimiento de las potencialidades del equipo. El 62% de los adultos están ?potencialmente? dispuestos a bajar contenidos, pero no lo hacen.

Los segmentos más jóvenes son los que más dependen de la telefonía celular. El 70% de ellos ?siempre lo lleva encima?, además, son quienes más explotan las funcionalidades del equipo: con música, juegos y ringtones personalizan el celular, haciéndolo único. La posibilidad de personalización y la conectividad permanente, parecen ser los dos aspectos más relevantes para estos segmentos.

Es interesante destacar que el poder conjugar su ?universo simbólico? en un dispositivo móvil que los mantiene comunicados y los acompaña constantemente, refleja una conducta que, quizás, esté vinculada a la búsqueda de la propia identidad.


Vení a Santa Fe
Siguenos en FaceBook